En el contexto de un expediente de contratación relativo a un “contrato de servicios de conceptualización, creación y producción de contenidos para el canal @gencat en TikTok” se impugna la adjudicación por la recurrente por insuficiente motivación de las puntuaciones relativas a criterios de adjudicación sujetos a juicio de valor. 

En dicha licitación los criterios sujetos a juicio de valor se valoraron con 49 puntos, dividiéndose en dos criterios de adjudicación principales (propuesta de planificación contenidos audiovisuales, 25 puntos, y propuesta de producción y edición de una pieza para la red social Tik Tok, 24 puntos) los cuales se dividían, a su vez, en varios subcriterios de adjudicación. 

Pues bien, en dicho informe de valoración, como justificación de las puntuaciones de cada criterio y subcriterio tan solo se incluyó una referencia genérica a modo de breve observación – en dos líneas- sobre aspectos destacables de las ofertas, en los dos criterios indicados, que el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público, en su Resolución núm. 217/2024, de 30 de mayo, consideró claramente insuficiente. Se ha de tener presente que como indicó la recurrente al otorgar la máxima puntuación a todas las empresas (49 puntos) en dichos criterios sujetos a judicio de valor se hacía depender la adjudicación puramente del precio recogido en la oferta económica (51 puntos), desnaturalizando la propia esencia de los criterios sujetos a juicio de valor, y sin que se tuviese en consideración  la especificidad de una prestación intelectual creativa como la que era objeto de licitación:

Y con respecto a la necesidad de motivación suficiente de las valoraciones indica el TCCSP: “En otras palabras, la motivación de las valoraciones individualizadas de los criterios de adjudicación y de los elementos esenciales que han determinado una determinada puntuación, al menos, en términos de funcionalidades apreciadas por los órganos de contratación, debe ser conocida por las empresas licitadoras como manifestación del derecho a una buena administración, del principio de transparencia y del principio de integridad del derecho de defensa (en esta línea se ha situado el TJUE en la Sentencia de 16 de enero de 2019, asunto United Parcel Service c/Comisión, C265/17 P), por lo que la privación de su conocimiento comporta una pérdida apreciable de las posibilidades reales de defensa. Y es que no puede ser de otra forma en el ámbito de la contratación pública, ya que se trata de un procedimiento competitivo donde las ofertas técnicas de las licitadoras presentan aspectos contrapuestos que requieren un examen individualizado y, que, en función de éstas diferencias, se les otorgará la puntuación de forma motivada. Por estos motivos el artículo 151.1 de la LCSP exige la motivación de la adjudicación y el artículo 35.2 de la LPAC dispone que: “La motivación de los actos que pongan fin a los procedimientos selectivos y de concurrencia competitiva se realizará de conformidad con lo que dispongan las normas que regulan sus convocatorias, debiendo, en todo caso, quedar acreditados en el procedimiento los fundamentos de la resolución que se adopte”.

“Pues bien, trasladando toda esta doctrina y jurisprudencia al caso examinado, de la simple lectura del informe de valoración, reproducido parcialmente ut supra, se observa que otorga la máxima puntuación en todas las empresas licitadoras, en todos y cada uno de los criterios y subcriterios de adjudicación establecidos en el PCAP, por el simple hecho de que todas atendían a los ítems establecidos como a criterios de adjudicación, sin más valoración en términos de conocimientos y capacidades demostradas en cada caso, en función de elementos establecidos en su definición, tales como hilo conductor, distribución equitativa, propuesta equilibrada, coherencia, entre otros, y con el resultado que la ponderación efectuada queda limitada a una valoración dicotómica o binaria -y no progresiva o evolutiva, como prevé el PCAP, teniendo en cuenta que para cada criterio y subcriterio se podían conseguir «Hasta X puntos»-. Así, se efectúan escasas referencias a lo que «se valora positivamente» y, cuando se hace, en todos los casos, se trata de valoraciones genéricas e imprecisas que no llegan a identificar los aspectos que hacen conseguir a todas las licitadoras máxima puntuación, en todos los criterios de valoración. Asimismo, se observa que en algunas ocasiones la valoración efectuada es incongruente. Concretamente, en la propuesta de GINY, en el criterio de valoración “Propuesta de planificación de contenidos mensual”, se valora positivamente que se proponga la realización de «vídeo sin actor» y, en el caso de BOTH, en el mismo criterio, se valora positivamente la propuesta de «vídeo con actor» (…)

Criterios de adjudicación

Así pues, icto ocule, se aprecia una falta de esfuerzo argumental que impide conocer cuáles son las características favorables -o menos favorables- de las ofertas comparadas que las hacen merecedoras, en cada caso, de la calificación valorativa correspondiente y la puntuación individualizada resultante, y se observa que este modo de proceder es la tónica general de todas las valoraciones de los criterios de valoración dependientes de un juicio de valor.

En este caso, y considerando que el objeto contractual tiene, de forma intrínseca, un carácter eminentemente creativo -más teniendo en cuenta que el código de vocabulario común (CPV) del mismo contrato se encuentra incluido en el anexo IV de la LCSP y, por tanto, los criterios relacionados con la calidad deberían representar, al menos, el 51 por ciento de la puntuación asignable en la valoración de las ofertas- la falta de motivación de los criterios subjetivos y cualitativos resulta todavía más trascendente. En efecto, esta pseudo-automatización de los criterios sujetos a juicio de valor, se aprecia que les vacía de significado, por lo que aboca a que la adjudicación del contrato recaiga únicamente en la valoración del precio -que suponía el 51% del total de la puntuacióncorrompiendo, en cierta medida, el espíritu de los criterios subjetivos y el tipo de procedimiento tramitado, en relación con lo previsto en los artículos 131,145 y 156 y siguientes de la LCSP.

Así las cosas, si bien existe un sucinto intento de motivación de las valoraciones, ese esfuerzo no resulta suficiente y se echan de menos las razones por las que las propuestas se consideran óptimas en idéntico grado y, por tanto, todas son merecedoras de la máxima puntuación. En definitiva, en el caso examinado, esta carencia de motivación de las puntuaciones asignadas en los criterios de juicio de valor, comporta la estimación de la pretensión principal de recurso, de modo que, armada ésta, y de acuerdo con el principio de congruencia, decae el análisis del motivo subsidiario de recurso -referente a una eventual nulidad de los pliegos- que no queda prejuzgado, si bien procede recordar a los órganos de contratación la necesaria adecuación y consonancia de las cláusulas contractuales, en el objeto y tipología de contrato, y en las especialidades y singularidades de los distintos procedimientos de licitación que se recogen en la normativa contractual”.

La insuficiente motivación de las puntuaciones relativas a los criterios de adjudicación sujetos a juicio de valor ha de comportar no solo la anulación de la adjudicación sino también de toda la licitación  Share on X

Se ha de destacar, asimismo,  que en la medida en que los criterios de adjudicación de valoración automática son conocidos, no resulta posible la retroacción de las actuaciones, acordando el TCCSP no solo la anulación de la adjudicación sino también de toda la licitación por cuanto no será posible motivar las puntuaciones en condiciones de igualdad de trato y no discriminación,  recordando el TCCSP que solo en caso de déficit de motivación en aspectos muy puntuales cabría la retroacción de actuaciones :

“Sin embargo, y si bien esta estimación debería comportar la retroacción de la valoración de los criterios sujetos a juicio de valor con sujeción a la doctrina y jurisprudencia expuestas, de acuerdo con la normativa y doctrina sobre el orden procedimental de valoración de las ofertas cuando concurren criterios dependientes de juicio de valor y criterios de valoración automática, y toda vez que la empresa recurrente reprocha en su conjunto la valoración de los criterios de adjudicación sujeto a juicio de valor, esto compromete los principios de igualdad de trato y no discriminación, la invariabilidad de la oferta, el secreto de las proposiciones y la aplicación de los criterios de adjudicación, de conformidad con los artículos 139.2 y 146.2 de la LCSP y el artículo 27 del Real decreto 817/2009, de 8 de mayo, de despliegue parcial de la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de contratos del sector público.

Motivación de puntuaciones insuficientes en contratación pública

En efecto, dado lo expuesto, resulta imposible efectuar una nueva valoración sujeta a un juicio de valor con posterioridad al conocimiento de las ofertas evaluables mediante fórmulas automáticas, en tanto que ya no cumple con el procedimiento y se compromete la imparcialidad de las valoraciones (en este sentido, por todas, la Resolución núm. 107/2023 de este Tribunal).

Ciertamente, en alguna ocasión los tribunales han evitado la declaración de la nulidad de todo el procedimiento de licitación cuando se aprecian vicios en la motivación de la valoración de las ofertas por los criterios dependientes de un juicio de valor, con la retroacción de las actuaciones en el momento anterior a la valoración para que se proceda a una nueva evaluación ajustada a derecho y con respeto estricto a las puntuaciones ya asignadas. Sin embargo, esto se ha reconducido, a los efectos que ahora interesa, a supuestos muy particulares en los que el déficit afectaba a la motivación aspectos puntualesde la valoración de las ofertas que imposibilitaban el cambio de puntuaciones (por todas, las resoluciones 259/2019, 196/2018, 44/2018 y 106/2017 de este Tribunal), supuesto que no se da en el caso objeto de esta Resolución”.

En alguna ocasión los tribunales han evitado la declaración de la nulidad de todo el procedimiento de licitación cuando se aprecian vicios en la motivación de la valoración de las ofertas Share on X

Cabe destacar que en el ámbito del TCCSP, y a diferencia de otros tribunales, es doctrina asentada que, una vez conocidas las puntuaciones de los criterios automáticos, la insuficiente motivación ha de comportar la anulación de la licitación sin posibilidad de retroacción de actuaciones (Resoluciones 143/2024 y 429/2023, a modo de ejemplo).

Abogados expertos en Contratación Pública

LitiNet. Abogados expertos en contratación pública.

Diana Gordo Cano
Directora General de LitiNet.com

«Aquellos que han presentado una oferta ante un órgano de contratación e injustamente no han resultado adjudicatarios, tienen en nosotros un aliado para reclamar con garantías, presentar su proposición en mejores condiciones y recibir asesoramiento en materia de contratación pública»

Hemos hablado de

Impugnación de adjudicación

Motivación de puntuaciones

Criterios de adjudicación

Cada semana anotamos un contenido de interés sobre contratación pública: Recíbelo gratuitamente.

DÉJANOS TU EMAIL Y RECIBE INFORMACIÓN PUNTUAL SOBRE CONTRATACIÓN PÚBLICA

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Consultas
Hola: Haz aquí tu primera consulta gratuita