En el dinámico y competitivo mundo de las licitaciones públicas, mantener la integridad y la transparencia es crucial para asegurar un campo de juego equitativo para todas las empresas participantes.

No todo vale. Una actitud contraria a la competencia te puede hacer ganar uno o dos contratos… Pero te aseguramos que tu credibilidad —reputación que tantos años cuesta conseguir y que te diferencia en el mercado— quedará bajo mínimos.

No dudes que tu competencia utilizará ante otras entidades públicas tu actitud colusoria para tratar de ridiculizarte, y motivos no faltarán.

Además, estas actitudes pueden generar no solo la exclusión del concreto expediente de contratación, sino también cuantiosas multas que harán flaquear tu economía. Puede generarse también una Prohibición de contratar durante unos años…

De lo que no se suele hablar es que, lamentablemente, a veces las propias Administraciones van a ser las que “te estimulen” a que realices estas prácticas:

Puede, en definitiva, que una actitud competitiva pueda perjudicarte a veces en el corto plazo. Sin embargo, una actitud contraria a la competencia no solo perjudica el interés público y económico general y a la competencia en general, sino que no te va a “librar” de la sanción ante la denuncia de otros licitadores, los órganos de fiscalización etc. Actúa bien. Ganarás a largo plazo.

Recientemente, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado una guía indispensable para todos los licitadores: “Guía a los Órganos de Contratación para la remisión de indicios”. Esta mini guía destaca prácticas que deben evitarse a toda costa para fomentar una competencia justa y evitar la manipulación de los concursos públicos.

10 Red Flags en Licitaciones Públicas

Red Flags en Licitaciones Públicas
  1. Reducido Número de Licitadores: La falta de participación en una licitación, especialmente si históricamente ha atraído a un mayor número de empresas, puede ser una señal de alerta de prácticas anticompetitivas.
  2. Ofertas Incoherentes de un Mismo Licitador: Presentar ofertas con variaciones significativas en precios o condiciones técnicas sin justificación razonable puede indicar intentos de manipulación.
  3. Similitudes Sospechosas en las Ofertas: Cuando varias propuestas presentan importes económicos o técnicos idénticos o muy similares sin explicación lógica, es motivo de sospecha.
  4. Sospechas de Boicot: La abstención intencionada de licitadores habituales podría buscar modificar las condiciones de la licitación a su favor.
  5. Ofertas No Competitivas: Las ofertas que no tienen la intención de ganar, sino de simular una competencia, son indicativas de prácticas desleales.
  6. Patrones de Comportamiento Sospechoso: La adjudicación repetida a la misma empresa, o una rotación predecible entre un pequeño grupo de empresas, puede ser un signo de colusión.
  7. Subcontratación No Justificada: La subcontratación a empresas que no presentaron ofertas competitivas puede ser una compensación por no competir realmente.
  8. Ofertas Presentadas por las Mismas Personas: Si una persona representa a varias empresas sin relación aparente, podría indicar un acuerdo anticompetitivo.
  9. Ofertas Económicas Idénticas en Redacción o Formato: La uniformidad en la presentación de las ofertas puede ser evidencia de coordinación indebida entre competidores.
  10. U.T.Es (Uniones Temporales de Empresas) Sin Justificación Aparente: La formación de UTEs debe ser por razones objetivas y necesarias; de lo contrario, podría señalar un intento de evitar la competencia legítima.

La Importancia de la Competencia Leal

La competencia leal no solo es un pilar fundamental de las economías de mercado, sino que también asegura la eficiencia y la calidad en la adjudicación de contratos públicos. Prácticas anticompetitivas como las mencionadas no solo dañan la integridad del proceso de licitación, sino que también perjudican al sector público, a las empresas legítimas y, en última instancia, a los ciudadanos.

Ética en licitaciones

Como licitadores, es nuestra responsabilidad asegurar que nuestras acciones promuevan un entorno de negocios ético y competitivo. La guía de la CNMC nos recuerda la importancia de revisar nuestras prácticas y asegurarnos de que cumplimos con los más altos estándares de conducta empresarial. Actuar con integridad no solo nos posiciona favorablemente en el mercado, sino que también contribuye a un ecosistema de negocios más justo y transparente para todos.

El cumplimiento de las directrices establecidas por la CNMC es esencial para mantener un entorno de licitación saludable y competitivo. Como líderes en nuestros respectivos campos, debemos liderar con el ejemplo, promoviendo prácticas de negocios éticas y transparentes. Recordemos que la competencia justa no solo beneficia al mercado, sino que también eleva nuestra propia integridad y reputación en el ámbito de la contratación pública.

Invitamos a todas las empresas y profesionales involucrados en licitaciones públicas a familiarizarse con estas “10 Red Flags” y a comprometerse con su cumplimiento. Juntos, podemos asegurar un futuro más justo y competitivo para todos.

Abogados expertos en Contratación Pública

LitiNet. Abogados expertos en contratación pública.

Diana Gordo Cano
Directora General de LitiNet.com

«Aquellos que han presentado una oferta ante un órgano de contratación e injustamente no han resultado adjudicatarios, tienen en nosotros un aliado para reclamar con garantías, presentar su proposición en mejores condiciones y recibir asesoramiento en materia de contratación pública»

Cada semana anotamos un contenido de interés sobre contratación pública: Recíbelo gratuitamente.

DÉJANOS TU EMAIL Y RECIBE INFORMACIÓN PUNTUAL SOBRE CONTRATACIÓN PÚBLICA

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Consultas
Hola: Haz aquí tu primera consulta gratuita